La Carolina

A pesar de ser uno de los principales caminos entre Castilla y Andalucía, quedó desprotegido a merced de salteadores y bandidos hasta que en 1573 se establece en el lugar conocido como La Peñuela una comunidad de frailes carmelitas descalzos que fundan y levantan el pequeño Convento de Nuestra Señora del Carmen de La Peñuela.

En 1767 irrumpen en la calma del convento el Estado con Pablo de Olavide al frente y los colonos extranjeros dispuestos para levantar las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía, estableciéndose La Peñuela como primera de todas ellas.

Decide Olavide establecer la sede de la Superintendencia que ostenta y de la Contaduría Mayor en La Peñuela, dando orden de que se construya junto a la iglesia carmelita el edificio que la albergue, siendo también casa palacio de la Intendencia, confiriendo a esta primera población el rango de Capital de todas las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía, así como de la nueva jurisdicción administrativa y territorial que iban a conformar una nueva y única provincia dentro de España, a pesar de estar muy alejadas unas de otras.

La Carolina

carolinense

0
Número de habitantes (2022)
0
metros sobre el nivel del mar
0
km2 superficie del término

Este ambiente ilustrado del que hace gala Olavide en La Carolina, va a chocar con los descontentos de colonos y los detractores del proyecto y las reformas que trae consigo. Fray Romualdo de Friburgo acaudilla a los descontentos y con sus denuncias se abre la posibilidad de que Olavide sea procesado por la Inquisición entre 1776 y 78, dando lugar a su exilio en Francia.

La Carolina y las colonias siguen su progreso de la mano del Fuero y de los siguientes intendentes como Ondeano y Carvajal, pero la Guerra de la Independencia va a suponer una grave parálisis de los progresos hasta el momento registrados en una población que ya contaba con más de 1.400 almas. De nuevo el valor estratégico de La Carolina hace que adquiera un alto valor militar para establecer el Cuartel de Defensa de Despeñaperros y defender el paso a Andalucía.

¿Qué ver?

No te lo pierdas:

Palacio del Intendente

Monumento a la Batalla de las Navas de Tolosa

Ermita de San Juan de la Cruz

Ocio y restauración